0447223540093

©2019 por Clínica de Análisis y Modificación de la Conducta. Creada con Wix.com

Search
  • Psicóloga Cecilia Fragoso

Poner límites a nuestros hijos pequeños

· Elabore una lista de 10 normas claras que considere fundamentales para la convivencia en el hogar y establezca sanciones por su incumplimiento. El niño debe ser partícipe en la elaboración de las mismas para que sea capaz de acatarlas. Ilústrelas y colóquelas en uno o varios sitios visibles. Repáselas junto con su hijo cuando sea necesario.


· Enseñe a su hijo a describir las situaciones que experimenta. Lo anterior, para que estas descripciones puedan servirle más adelante como guía al momento de comportarse. Al describir una acción enséñele a darse cuenta si la acción fue correcta o no, bajo qué circunstancias actuó, cuál fue el resultado de esa conducta y cómo puede mejorar su acción.

“Mentí para evitar que me regañaras. Eso fue incorrecto. Todos se dieron cuenta que estaba mintiendo. Debí decirte la verdad para no meterme en más problemas ni complicar las cosas”.


· Use modelos televisivos o de series animadas para hacerle saber las consecuencias de una conducta.


· Use la palabra consecuencia en vez de castigo o premio, para hablar de las consecuencias de una conducta.


· Las metas la educación son dos: incrementar las conductas positivas y decrementar aquellas que no son deseables. Aprenda a seleccionar en el repertorio del niño, aquellas que usted desee fortalecer y refuércelas. Recuerde que el reforzador más importante es el social: abrazarlo, acariciarlo, decirle sus cualidades. Cuando haya una conducta que no le agrade, separe a la conducta del niño: lo que estuvo mal es la conducta, pero no condicione el afecto por el hecho de no actuar correctamente.


· Elabore junto con el niño listas checables y péguelas en un lugar visible para que él recuerde lo que debe hacer y vaya señalando lo que ha realizado. Permita que él decida el orden en que realizará las acciones aunque a veces el resultado no sea el más adecuado. Para analizar lo ocurrido recuerde enseñarle a describir.


· Una vez que el niño sabe lo que debe hacer, evite sermonear.


· Asígnele pequeñas tareas de acuerdo a su edad, que le permitan sentirse incluido, capaz e importante dentro de la dinámica familiar, por ejemplo tender la cama, ordenar su habitación, regar las macetas, poner la mesa, lavar la fruta, etcétera. Reconozca sus esfuerzos.


· Tenga presente que usted es modelo de su hijo. Evite el uso de la violencia para resolver conflictos.


21 views